O sole mio: concierto legendario de los tres tenores

En el entorno de la música clásica, pocos eventos han sido tan icónicos y memorables como el concierto de los tres tenores: Luciano Pavarotti, José Carreras y Plácido Domingo. Estos tres grandes artistas se unieron en un espectáculo sin precedentes que cautivó a audiencias de todo el entorno. En este artículo, exploraremos la historia detrás de este legendario concierto y su impacto en la música clásica.

Contenido de este Articulo

El primer concierto de los tres tenores

El 8 de julio de 1990, en el Estadio Olímpico de Roma, se llevó a cabo el primer concierto de los tres tenores. Este evento coincidió con la final del Mundial de Fútbol y fue transmitido en vivo por casi medio centenar de televisiones y en diferido por otras sesenta y ocho. Los protagonistas de esta increíble noche fueron José Carreras, Plácido Domingo y Luciano Pavarotti, junto con la dirección de Zubin Mehta y una orquesta de ciento ochenta y seis músicos.

El concierto, titulado concierto para europa, fue idea del productor Mario Dradi y tenía como objetivo recaudar fondos para la fundación creada por José Carreras para luchar contra la leucemia. Para Carreras, este concierto fue especialmente emotivo, ya que había superado recientemente esta enfermedad. El repertorio incluyó arias de ópera como lamento de federico y e lucevan le stelle, así como canciones populares como granada y o sole mio. El punto culminante de la velada fue la interpretación conjunta de nessun dorma, que se ha convertido en un himno para los tres tenores.

El éxito y legado de los tres tenores

El concierto de los tres tenores fue un éxito rotundo y las grabaciones del mismo se convirtieron en los álbumes de música clásica más vendidos de la historia. Esto llevó al manager húngaro Tibor Rudas a crear una rentable gira que se prolongó desde 1996 hasta 2003, con más de treinta conciertos en dieciséis países diferentes. Se estima que las ganancias totales de la gira superaron los mil millones de dólares.

A pesar de su éxito comercial, los tres tenores también fueron objeto de críticas por parte de los puristas de la música clásica, quienes consideraban que la fórmula abarataba la ópera. Sin embargo, los tres tenores defendieron su proyecto como una forma de llevar la ópera a un público más amplio y darle visibilidad a este género musical. Plácido Domingo dijo en una entrevista que entendía las quejas de los puristas, pero que su objetivo no era complacerlos, sino llegar a un público más vasto.

El legado de los tres tenores

El fenómeno de los tres tenores inspiró a muchos otros grupos y artistas a seguir sus pasos. Surgieron grupos como Los Tenores Irlandeses, Los Tenores Canadienses y Las Tres Sopranos, entre otros. Además, se realizaron películas y grabaciones de conciertos similares, como desafinado en 2001, basada en la historia de los tres tenores.

El concierto de los tres tenores fue un hito en la historia de la música clásica. Su impacto en el género y su capacidad para llegar a un público más amplio son innegables. Aunque recibieron críticas, su legado perdura y su música sigue siendo apreciada por personas de todas las edades y gustos musicales.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información