Paneles solares dañados por granizo: vulnerabilidad y desafíos

Los paneles solares están diseñados para resistir diversas condiciones climáticas, pero hay eventos extremos que pueden dañarlos gravemente. Un ejemplo de esto son los paneles solares dañados por granizo. Estos eventos pueden ocurrir en áreas donde hay frecuentes tormentas de granizo, como el caso de una granja solar de 2 megavatios en Scottsbluff, Nebraska, que fue mayormente destruida por granizo del tamaño de una pelota de béisbol a finales de junio. A pesar de que los paneles solares estaban diseñados para ser resistentes al granizo, el tamaño excepcionalmente grande de las piedras de granizo las superó. Además, los vientos fuertes que acompañaron a la tormenta de granizo pueden haber impulsado las piedras de granizo hacia los paneles solares, superando sus límites de resistencia. Este incidente plantea preguntas sobre la viabilidad de depender de plantas de energía solar vulnerables a eventos climáticos extremos y cuánto tiempo tomará limpiar el desorden tóxico dejado atrás.

Contenido de este Articulo

Vulnerabilidad a las tormentas de granizo

El área que se extiende desde el este de Wyoming hasta Scottsbluff está clasificada como la de mayor riesgo de granizo en Estados Unidos, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Esta área experimenta una alta frecuencia de tormentas de granizo, con un promedio de siete a nueve tormentas al año que pueden generar granizo de tamaño pequeño a del tamaño de una pelota de béisbol. A pesar de esto, se siguen construyendo plantas solares en esta área que podrían verse afectadas, impulsadas por incentivos federales y estatales para implementar energías renovables.

Eliminación de residuos

La situación en Scottsbluff de deshacerse de los escombros dejados por el granizo es un problema inmediato. Sin embargo, habrá muchos más desechos generados por la disposición de paneles solares cuando estos alcancen el final de su vida útil de 25 años. Actualmente, se han instalado más de un teravatio de capacidad solar en todo el entorno, lo que significa que podría haber hasta 5 mil millones de paneles solares. Para 2030, se estima que habrá cuatro millones de toneladas métricas de desechos de paneles solares y para 2050, más de 200 millones de toneladas métricas a nivel mundial, lo que equivale a aproximadamente la mitad de la cantidad de plástico producido anualmente en todo el entorno. Esto plantea un desafío en términos de disposición adecuada de los paneles solares y la necesidad de desarrollar infraestructura adicional para su reciclaje.

Reciclaje

El reciclaje de paneles solares es un desafío debido a la dificultad de extraer y recuperar materiales preciosos, como la plata y el cobre, que representan más del 60% del valor de los paneles solares. Aunque los métodos de reciclaje tradicionales pueden recuperar la mayoría del aluminio y el vidrio, estos materiales son de baja calidad y no son adecuados para fabricar nuevos paneles solares. Además, estos materiales están entrelazados con otros componentes, lo que dificulta su separación y reciclaje de manera económica. Actualmente, no hay suficiente infraestructura para manejar la demanda de reciclaje de paneles solares. A pesar de estos desafíos, algunos países como Francia están liderando el camino en el reciclaje de paneles solares. Recientemente, se inauguró en Grenoble, Francia, la primera fábrica dedicada al reciclaje completo de paneles solares. Esta fábrica tiene como objetivo extraer y reutilizar el 99% de los componentes de los paneles solares. Aunque el reciclaje de paneles solares aún es costoso, esta iniciativa muestra un paso adelante hacia un enfoque más sostenible en la gestión de los desechos generados por la energía solar.

Los paneles solares son vulnerables a las tormentas de granizo de alta velocidad, a pesar de su supuesta invulnerabilidad a ellas. El caso de la granja solar en Scottsbluff, Nebraska, demuestra cómo un evento climático extremo puede destruir una planta de energía solar en tan solo 4 años, en lugar de los 25 años de vida útil anunciados. Además, la disposición adecuada de los desechos generados por los paneles solares sigue siendo un desafío, ya que el reciclaje aún está en sus etapas iniciales y es costoso. Esto plantea preguntas sobre el costo y la viabilidad de la transición hacia la energía renovable y cómo los consumidores de energía están dispuestos a asumir estos desafíos. A pesar de estas dificultades, es importante seguir avanzando hacia una gestión más sostenible de los desechos generados por la energía solar y buscar soluciones innovadoras para hacer frente a los desafíos actuales y futuros.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información