Legalización de instalaciones fotovoltaicas en andalucía

En los últimos años, la energía solar fotovoltaica ha experimentado un crecimiento significativo en la región de Andalucía, en España. Cada vez más personas están optando por instalar paneles solares en sus hogares o negocios, aprovechando así la radiación solar abundante en esta zona. Sin embargo, es importante destacar que la legalización de estas instalaciones es un paso fundamental que debe seguirse para garantizar su correcto funcionamiento y cumplir con los requisitos legales.

Contenido de este Articulo

¿Quién puede hacer una instalación fotovoltaica en Andalucía?

Antes de adentrarnos en el proceso de legalización, tener en cuenta quiénes pueden realizar una instalación fotovoltaica en Andalucía. En general, cualquier persona o empresa puede hacerlo, siempre y cuando cumpla con ciertos requisitos y trámites administrativos. Es recomendable contar con un instalador profesional y autorizado en la zona, que pueda asesorar y llevar a cabo la instalación de manera adecuada.

Ahora bien, una vez que se ha realizado la instalación fotovoltaica, es necesario legalizarla para cumplir con la normativa vigente y evitar problemas futuros.

¿Es obligatoria la legalización de las instalaciones fotovoltaicas en Andalucía?

La respuesta es sí, la legalización de las instalaciones fotovoltaicas es obligatoria en Andalucía. La normativa actual establece que todas las instalaciones conectadas a la red eléctrica deben ser legalizadas, independientemente de su tamaño o capacidad de generación. Esto incluye tanto a las instalaciones sin vertido de excedentes, como a aquellas con vertido y compensación de excedentes, así como a las instalaciones de autoconsumo compartido o colectivo.

El objetivo de esta obligación es tener un control sobre las instalaciones y garantizar que se cumplan los requisitos técnicos y legales establecidos. Además, la legalización permite a los usuarios beneficiarse de las compensaciones por excedentes y disfrutar de los beneficios del autoconsumo solar de manera segura y legal.

¿Cómo se lleva a cabo la legalización de una instalación fotovoltaica en Andalucía?

El proceso de legalización de una instalación fotovoltaica en Andalucía consta de varios pasos y trámites administrativos. A continuación, se detallan los principales:

Obtención de permisos y autorizaciones

Antes de comenzar la obra, es necesario obtener los permisos de obra por parte del ayuntamiento correspondiente. En el caso de instalaciones de autoconsumo colectivo, también se requerirá el permiso de la comunidad de vecinos. Si la instalación se ubica en un lugar sensible o protegido, es posible que sea necesario solicitar una autorización ambiental en la consejería de industria de la comunidad autónoma.

Registro y documentación previa a la obra

Una vez obtenidos los permisos, se debe solicitar el código de autoconsumo (similar al CUPS de un suministro eléctrico) o CAU a la distribuidora eléctrica correspondiente. Este código servirá para identificar y registrar la instalación fotovoltaica.

Realización de la obra

Una vez obtenidos los permisos y el código de autoconsumo, se puede proceder a la instalación de los paneles solares y el sistema fotovoltaico. Es importante contar con un instalador profesional y autorizado para garantizar la correcta ejecución de la obra.

Documentación posterior a la obra

Una vez finalizada la instalación, se deben reunir los siguientes documentos:

  • Licencia de obra emitida por el ayuntamiento.
  • Boletín eléctrico: Este documento incluye información técnica de la instalación, como la memoria técnica y el certificado de instalación eléctrica (CIE).
  • Modificación del contrato de suministro: Se debe contactar con la distribuidora eléctrica para modificar o crear un nuevo contrato de suministro, acceso y conexión.
  • Contrato de compensación por excedentes (opcional): Si se desea acogerse a la compensación por excedentes, se debe realizar un contrato entre el productor y los consumidores asociados.

Costos de la legalización de una instalación fotovoltaica en Andalucía

El costo de la legalización de una instalación fotovoltaica en Andalucía puede variar dependiendo del tipo y tamaño de la instalación, así como de los servicios incluidos en el paquete contratado. En general, se estima que el costo puede oscilar entre 300-600€ para instalaciones residenciales de pequeña escala.

Tener en cuenta que muchos instaladores ofrecen servicios de legalización como parte del paquete total de la instalación. Se recomienda consultar con el instalador antes de contratar sus servicios para asegurarse de que la legalización está incluida en el precio.

La legalización de las instalaciones fotovoltaicas es un proceso obligatorio en Andalucía, tanto para las instalaciones conectadas a la red eléctrica como para aquellas aisladas. Es fundamental contar con un instalador profesional y autorizado para llevar a cabo la instalación y realizar los trámites de legalización de manera adecuada. Además, es importante cumplir con todos los requisitos y documentación establecidos para garantizar el correcto funcionamiento y beneficios de la instalación fotovoltaica.

Consultas habituales

¿Es necesario legalizar una instalación fotovoltaica aislada?

No, las instalaciones fotovoltaicas aisladas no están sujetas a la obligación de legalización establecida por la normativa. Sin embargo, tener en cuenta que las instalaciones desconectadas a la red eléctrica a través de interruptores u otros elementos similares no se consideran instalaciones aisladas y sí deben ser legalizadas.

¿Quién puede legalizar una instalación fotovoltaica en Andalucía?

Según la normativa vigente, solo los instaladores autorizados o empresas con categoría de especialista pueden legalizar una instalación fotovoltaica en Andalucía. Los particulares no pueden iniciar el proceso de legalización por sí mismos, a excepción de la comunidad autónoma de Cataluña.

¿Cuánto tiempo lleva el proceso de legalización de una instalación fotovoltaica en Andalucía?

El tiempo necesario para completar el proceso de legalización de una instalación fotovoltaica en Andalucía puede variar según diversos factores, como la dimensión de la instalación, la rapidez del ayuntamiento en tramitar la solicitud y las posibles trabas burocráticas. En general, se estima que el proceso puede llevar varias semanas.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información