Energía eólica en españa: distribución y beneficios

La energía eólica ha logrado un hito histórico en España durante el año 2023, alcanzando una producción de 6069 gigavatios/hora (GWh). Esto representa el 24% de la demanda eléctrica del país, convirtiéndose en la principal fuente de energía renovable en el mix energético. Sin embargo, la distribución de la energía eólica en España no es uniforme, y existen regiones que destacan por su mayor producción y número de parques eólicos.

Contenido de este Articulo

Distribución de la Energía Eólica en España

Castilla y León lidera la producción de energía eólica en España, con 276 parques eólicos. Le siguen de cerca Aragón (187), Galicia (183), Andalucía (167) y Castilla-La Mancha (160). Estas comunidades autónomas concentran el 72% de los aerogeneradores y el 80% de la generación de energía eólica en el país.

Por el contrario, algunas regiones como la Comunidad de Madrid y seis provincias y ciudades autónomas no cuentan con parques eólicos. Sin embargo, esto no significa que estén excluidas de la industria eólica. Madrid, por ejemplo, ha registrado 149 patentes relacionadas con este sector entre 2006 y 202Otras comunidades, como País Vasco y Navarra, que tienen una menor cantidad de parques eólicos, también obtienen ingresos de la industria a través de la fabricación o patentes.

Impacto en los Municipios y Población

La presencia de parques eólicos en los municipios españoles es muy desigual. De los 135 municipios del país, solo 053 cuentan con parques eólicos, lo que representa el 51% de los municipios de la provincia de Lugo, el 47% de Las Palmas, el 46% de A Coruña y el 40% de las localidades de la provincia de Albacete.

En términos de población, el 11% de los españoles vive en municipios que cuentan con al menos un parque eólico. Por ejemplo, en Zaragoza y Albacete, el 81% y 82% de la población respectivamente convive con un parque eólico en su localidad. En Valladolid, Palencia, Las Palmas, Ávila y Murcia, también hay una alta proporción de población que vive cerca de estos parques.

Beneficios Económicos y Empleo

La industria eólica va más allá de los aerogeneradores y su ubicación no limita los beneficios a las regiones con parques. Madrid, por ejemplo, ha registrado 149 patentes en el sector eólico, a pesar de no tener parques eólicos. Por otro lado, comunidades como Castilla y León y Galicia, que cuentan con muchos parques eólicos, han registrado un menor número de patentes.

En cuanto a la contribución directa al PIB autonómico, Castilla y León y Galicia están casi igualadas, con ingresos de 769,1 y 756,6 millones de euros respectivamente en 202Castilla-La Mancha también obtiene ingresos significativos de sus parques eólicos, con 448,5 millones de euros. Aunque Madrid no tiene parques eólicos, el sector aportó 15,4 millones de euros a su PIB en 202Navarra y País Vasco, con menos parques, registraron ingresos de 256 y 202 millones de euros respectivamente.

En cuanto al empleo, Castilla y León cuenta con 274 empleos en el sector eólico, seguida de Galicia con 760 empleos. Comunidades con menos parques, como País Vasco (722 empleos) y Navarra (377 empleos), también generan una cantidad significativa de empleo en este sector. Madrid, a pesar de no tener parques eólicos, ha creado 355 empleos en la industria.

Impacto Económico en Municipios y Propietarios de Tierras

Los municipios con parques eólicos se benefician de los ingresos generados por los cánones establecidos por la instalación de aerogeneradores. Castilla y León, por ejemplo, ha obtenido 30 millones de euros por los 748 aerogeneradores instalados en su territorio. Galicia ha generado 22,2 millones de euros por los 003 aerogeneradores en su región, y Castilla-La Mancha ha obtenido 15,6 millones de euros por los 293 aerogeneradores de diferentes potencias.

Además, los propietarios de las tierras donde se instalan los parques eólicos obtienen beneficios a través del arrendamiento de sus terrenos. El alquiler por megavatio instalado es de 1,10 euros por metro cuadrado al año, mientras que la ganancia por la venta del terreno es de 1,02 euros por metro cuadrado, como pago único.

La energía eólica en España ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, convirtiéndose en una fuente de energía clave en el país. Aunque la distribución de los parques eólicos no es uniforme, diferentes regiones han logrado aprovechar los beneficios económicos y de empleo de esta industria. Además, la presencia de parques eólicos ha contribuido a fijar población en municipios rurales y ha generado actividad económica en estas áreas.

La energía eólica en España sigue avanzando y contribuyendo a la transición hacia un sistema energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Con el continuo desarrollo de tecnologías y la expansión de la energía eólica marina, se espera que esta fuente de energía renovable siga creciendo y desempeñe un papel fundamental en el futuro energético de España.

¿Cuál es la comunidad autónoma con más parques eólicos en España?

Castilla y León es la comunidad autónoma con más parques eólicos en España, con un total de 276 parques.

¿Qué porcentaje de la demanda eléctrica de España cubre la energía eólica?

La energía eólica cubre aproximadamente el 24% de la demanda eléctrica de España.

¿Qué beneficios económicos genera la energía eólica en los municipios?

La energía eólica genera ingresos a través de los cánones establecidos por la instalación de aerogeneradores en los municipios. Además, los propietarios de las tierras donde se instalan los parques eólicos obtienen beneficios a través del arrendamiento de sus terrenos.

¿Cuál es el impacto de la energía eólica en el empleo?

La industria eólica genera empleo en diferentes comunidades autónomas de España. Castilla y León cuenta con 274 empleos en el sector, seguida de Galicia con 760 empleos.

¿Cuál es el futuro de la energía eólica en España?

Se espera que la energía eólica siga creciendo en España, especialmente con el desarrollo de la energía eólica marina. Esta fuente de energía renovable desempeñará un papel fundamental en la transición hacia un sistema energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Subir