Electricidad verde: energías renovables y sistema eléctrico

La electricidad verde es el resultado de la transformación del sistema energético hacia fuentes renovables y sostenibles. Surge como respuesta a la necesidad de combatir el cambio climático y reducir las emisiones de gases contaminantes. La electricidad verde se obtiene a partir de energías renovables, que utilizan fuentes naturales e inagotables como el sol, el viento, el agua y la biomasa para generar electricidad. Estas energías son menos perjudiciales para el medio ambiente y tienen un menor impacto en el cambio climático.

electricidad verde energías renovables y sistema eléctrico - Cuáles son los tipos de energía verde

Contenido de este Articulo

¿Qué energías se utilizan para obtener electricidad verde?

Las energías renovables son la base de la electricidad verde. Estas energías se dividen en diferentes tipos, dependiendo de la fuente de energía utilizada:

  • Eólica: se obtiene a través del viento.
  • Solar: se obtiene a través del sol.
  • Biomasa y biogás: se obtiene a través de materia orgánica.
  • Geotérmica: se obtiene del calor del interior de la Tierra.
  • Hidráulica: se obtiene a través de las corrientes de agua dulce.
  • Mareomotriz: se obtiene a través de las mareas.
  • Undimotriz: se obtiene a través de las olas.
  • Bioetanol y biodiesel: se obtienen a partir de productos vegetales.

Estas energías renovables han experimentado un gran desarrollo en los últimos años y actualmente cubren el 47,6% de la demanda energética en España.

Beneficios de la electricidad verde para nuestro bienestar

La electricidad verde tiene un impacto positivo en nuestro bienestar y en el medio ambiente. Al utilizar energías renovables, se reduce la emisión de gases contaminantes y se contribuye a mitigar el cambio climático. Esto tiene un efecto directo en nuestra salud, ya que la presencia de partículas tóxicas generadas por la quema de combustibles fósiles puede tener graves consecuencias para nuestro organismo.

La electricidad verde, al ser libre de sustancias contaminantes y gases de efecto invernadero, mejora la calidad del aire y beneficia nuestra calidad de vida. Además, su producción no tiene un impacto significativo en el equilibrio de la fauna y flora, lo que contribuye a mantener un entorno natural saludable.

¿Por qué apostar por la electricidad verde?

Existen varias razones por las cuales es beneficioso apostar por la electricidad verde:

  • Menor impacto ambiental: al utilizar fuentes renovables, se reducen las emisiones de gases contaminantes y se contribuye a un desarrollo sostenible.
  • Autonomía energética: al utilizar fuentes renovables, se reduce la dependencia de otras zonas para el suministro de energía.
  • Alta eficiencia: las energías renovables han experimentado un gran desarrollo tecnológico y pueden competir con las energías convencionales en términos de eficiencia.
  • Generación de empleo: la transición hacia energías renovables genera empleo en el sector y contribuye al crecimiento económico.

Además, según la Agencia Internacional de la Energía, se espera que el suministro de electricidad verde a nivel global alcance el 44% en 2040, lo que demuestra la importancia y el crecimiento de estas fuentes de energía.

¿Es más saludable la electricidad verde?

La electricidad verde es más saludable que la electricidad convencional, ya que se origina a partir de fuentes limpias y no emite grandes cantidades de gases contaminantes. En cambio, la electricidad convencional, que se obtiene a partir de combustibles fósiles y nucleares, genera emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global y al cambio climático.

Además, la extracción, producción, transporte y consumo de combustibles fósiles tienen impactos indirectos en el medio ambiente que afectan la calidad del agua, la salud de los ecosistemas y la producción de alimentos.

¿Tiene un coste mayor la electricidad verde?

Contrario a lo que se podría pensar, la electricidad verde no supone un coste mayor. Aunque se obtiene a partir de fuentes renovables y sostenibles, su precio no depende de los costes de explotación de los combustibles fósiles, ya que no se utiliza petróleo u otros recursos no renovables.

Además, al ser generada en el territorio nacional, la electricidad verde supone un beneficio económico y reduce la dependencia energética de otras zonas.

La electricidad verde es una opción sostenible y saludable que contribuye a reducir las emisiones de gases contaminantes y mitigar el cambio climático. Apostar por la electricidad verde tiene beneficios tanto para nuestro bienestar como para el medio ambiente y la economía.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información