Cómo renovar la energía positiva del hogar

A medida que avanzamos en nuestro día, enviamos energía al entorno y recibimos energía de vuelta. Nuestras mentes, cuerpos y espíritus están compuestos de energía, la cual vibra y es percibida por los demás. Esas vibraciones resuenan dentro de nosotros e impactan nuestras propias reservas de energía.

Por eso podemos sentirnos cálidos, calmados y alegres en presencia de algunas personas, pero fríos, ansiosos y melancólicos cerca de otras. Llevamos esa energía con nosotros, y no solo nos afecta a nosotros, sino que a todas las personas con las que entramos en contacto. La energía positiva puede impulsar nuestros sentimientos de bienestar, disolver los sentimientos de ansiedad y mejorar la comunicación. La energía negativa produce sentimientos de discordia, conflicto y resentimiento. Tu objetivo debería ser atraer buena la energía y rechazar la mala.

Contenido de este Articulo

Claves para renovar la energía positiva del hogar

Presta atención a la energía que estás emitiendo

No puedes esperar atraer buena energía si estás emanando una gran cantidad de energía negativa. Piensa en el tipo de vibraciones que otros perciben cuando pasan tiempo contigo. ¿Transmites una sensación de paz, calma y felicidad? ¿O más bien eres pesimista y sombrío?

La energía negativa seguramente impactará tus relaciones. Puede ser sutil, pero la actitud con la que te acercas a los demás generalmente se reflejará de vuelta hacia ti. ¿Qué tipo de impresión das a las personas?

Si atraes naturalmente a los demás y la gente busca tu compañía, es probable que estés haciendo un buen trabajo emitiendo energía positiva. Si la gente te evita y esquiva tu ayuda, estás estancado en una vibración más baja y negativa. Enfoca tu energía en lo positivo.

Cambia el tono de tus pensamientos

Es difícil detener el pensamiento negativo. Es fácil permitirse caer en el pesimismo o adoptar un aire de indiferencia. Pero si quieres atraer cosas buenas, debes dejar que lo positivo te guíe, no lo negativo. Trabaja activamente para cambiar el tono de tus pensamientos de negativo a positivo.

Por ejemplo, puedes reformular el pensamiento me está costando adaptarme a esta nueva situación a sé que con esta nueva situación enfrentaré desafíos, pero soy capaz de encontrar soluciones a los problemas y sé que me adaptaré a estos cambios. Evita tener pensamientos recurrentes negativos. Deja de buscar malas noticias o exagerar lo negativo. Reemplaza los pensamientos negativos con afirmaciones positivas pero realistas que te inspiren a tomar acción.

Corta las influencias negativas

Las vibras negativas pueden perturbar tu sensación de bienestar y drenarte de sentimientos de felicidad y satisfacción. Estas influencias negativas pueden ser personas, lugares o cosas que tienen un impacto desfavorable en tu vida. Puede ser que haya personas en tu vida que sean tóxicas para tu felicidad general. Tal vez sus críticas constantes te depriman, o te encuentres adoptando sus malos hábitos.

Elimina estas influencias negativas y comienza a crear la vida que quieres vivir. Identifica las influencias negativas en tu vida. Es posible que puedas evitar o eliminar por completo algunas de ellas, lo que es una manera segura de eliminar esa influencia. Para aquellas que son una parte permanente, trabaja para limitar tu exposición a ellas y fortalecerte mentalmente antes de encontrarte con ellas.

Amplía tu círculo

Así como intentas limitar tus influencias negativas, asegúrate de empezar a pasar tiempo con influencias positivas. Rodéate de personas positivas, exitosas y emprendedoras que sean solidarias y afectuosas. Mantente cerca de aquellos que traen consigo energía positiva, y asegúrate de nutrir y proteger esas relaciones.

Aporta tu propia buena energía a tu círculo y ayuda a crear una sinergia positiva que permee en el grupo. Busca personas que te digan la verdad y que siempre sean honestas contigo, pero nunca por despecho o con el deseo de dañarte.

Acepta la compasión y la bondad

Los pequeños actos de amabilidad pueden tener un impacto profundo tanto en quien los da como en quien los recibe. La investigación muestra que las personas que son amables y compasivas con los demás están más satisfechas con sus vidas, disfrutan de una mejor salud física y mental, y tienen relaciones más sólidas. Dar a los demás crea un ciclo de retroalimentación positiva: mientras más das, más sentimientos buenos recibes a cambio.

Aquellas personas que experimentan los efectos positivos de la bondad y la compasión suelen ser más propensas a manifestar estas mismas cualidades. Hay muchas formas fáciles de mostrar bondad, como escribir un mensaje positivo en una nota adhesiva y dejarla para que alguien la encuentre, comprar un café para la persona detrás de ti en la fila o simplemente tomarte un momento para sonreír al pasar frente extraños. Todo esto alimenta la felicidad y te envía grandes cantidades de energía positiva.

Cultiva la gratitud

Encuentra tiempo cada día para pensar en las cosas por las que estás agradecido. Al encontrar pequeñas formas de practicar la gratitud, te permitirás liberarte de emociones tóxicas y reemplazarlas con pensamientos positivos. Puedes practicar la gratitud cada mañana pensando en cinco cosas por las que te sientes agradecido. Luego, piensa en al menos una persona de la que estés agradecido por tener en tu vida.

También puedes intentar llevar un diario de gratitud, donde puedas anotar rápidamente una lista de pequeñas alegrías y cosas que te brinden una sensación de felicidad y satisfacción. Recuérdate todo lo malo que has pasado. Cuando veas lo lejos que has llegado y todas las tormentas difíciles que has superado, apreciarás más lo que ahora tienes en tu vida.

Encuentra tu fuerza interior

La inseguridad, la duda y el miedo son los asesinos de la energía positiva. Esos sentimientos negativos te roban la confianza y afectan tu capacidad para recuperarte de la adversidad. Pero has desarrollado resiliencia al superar situaciones difíciles, esta es tu fuerza interior.

Deja de escuchar tus críticos pensamientos internos. Estos disminuyen tu sensación de valía y obstaculizan tu potencial. Trabaja para empoderarte canalizando tu superhéroe interior. Reconoce que eres fuerte y capaz, preparado para manejar lo que se te presente.

Alinea tu yo actual con tu yo futuro

Las cosas en las que inviertes tiempo, energía y dinero te impactarán mucho más allá del día de hoy. Todas estas elecciones moldearán tu yo futuro. Si quieres tener energía positiva fluyendo a través de ti, debes comenzar a tomar decisiones que te lleven a convertirte en la persona que quieres ser, con el trabajo y las relaciones que deseas tener.

Hazte estas preguntas:

  • ¿Qué es lo que más deseas en el entorno?
  • ¿Hacia qué metas y sueños estás trabajando?

Ahora imagina cómo se siente esta vida que deseas. ¿Quién eres en este futuro ideal? ¿Qué estás haciendo? Comienza a alinear tu yo actual con el yo futuro que quieres ser. A medida que comiences a dar pasos para crear la realidad que deseas, te sentirás motivado para tomar el control de más partes de tu vida. Cuantas más acciones tomes hacia lo positivo, más crearás tu propia realidad favorable.

Actúa de buena fe

En los negocios, generalmente hay una suposición de que las partes actúan de buena fe en sus tratos. Todos sabemos que deberíamos tratarnos con justicia. Desafortunadamente, no siempre seguimos estos principios cuando interactuamos entre nosotros a nivel personal o incluso profesional.

Haz que sea tu política tratar a todos los que conoces con respeto y cortesía. Sé amable con las personas y ellas serán amables contigo. Pero más que eso, no te desquites o reacciones duramente cuando alguien haga algo mal.

Tal vez estén teniendo un mal día o simplemente reaccionaron sin pensar. Reforzar lo negativo no ayudará. Actúa de buena fe tratando a todos con compasión y amabilidad, aunque ellos no hagan lo mismo. Tu cortesía regresará a ti en forma de energía positiva.

Consultas habituales

  • ¿Cómo puedo saber si estoy emitiendo energía positiva o negativa?

    Puedes evaluar la energía que estás emitiendo observando cómo te sientes y cómo te perciben los demás. Si te sientes feliz, en paz y alegre, es probable que estés emitiendo energía positiva. Si te sientes ansioso, estresado o triste, es posible que estés emitiendo energía negativa. Además, presta atención a cómo reaccionan las personas a tu alrededor. Si te buscan para pasar tiempo contigo y te encuentran reconfortante, es probable que estés emitiendo energía positiva. Si te evitan o te encuentran agotador, es posible que estés emitiendo energía negativa.

  • ¿Cómo puedo eliminar las influencias negativas de mi vida?

    Identificar las influencias negativas en tu vida es el primer paso para eliminarlas. Puede ser personas, lugares o cosas que te afectan de manera desfavorable. Si es posible, evita o elimina por completo estas influencias. Si no puedes evitarlas por completo, trabaja en limitar tu exposición a ellas y fortalecerte mentalmente antes de encontrarte con ellas.

  • ¿Cuál es la importancia de la gratitud en la renovación de la energía positiva?

    La gratitud es una práctica poderosa que te permite liberarte de emociones tóxicas y reemplazarlas con pensamientos positivos. Al practicar la gratitud, te enfocas en las cosas por las que estás agradecido y te das cuenta de lo lejos que has llegado en la vida. Esto te ayuda a apreciar más lo que tienes y a generar energía positiva.

Renovar la energía positiva del hogar es posible siguiendo estas claves diarias. Presta atención a la energía que estás emitiendo, cambia el tono de tus pensamientos, corta las influencias negativas, amplía tu círculo, acepta la compasión y la bondad, cultiva la gratitud, encuentra tu fuerza interior, alinea tu yo actual con tu yo futuro y actúa de buena fe. Al implementar estas prácticas, podrás atraer y mantener una energía positiva en tu hogar y en tu vida.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información