Circuito de calefacción con interacumulador y placa solar

Los interacumuladores son aparatos que se utilizan para cubrir los requerimientos de agua caliente en una edificación. A diferencia de los acumuladores convencionales, los interacumuladores no solo almacenan el agua caliente, sino que también la calientan.

Para entender cómo funcionan los interacumuladores es importante saber que deben estar conectados a una fuente de calor externa, como una caldera o paneles de energía solar térmica. Estos aparatos incorporan un intercambiador interno que permite que el agua caliente generada por la fuente de calor externa caliente el agua almacenada en el depósito del interacumulador.

Es recomendable conectar el interacumulador a un termostato para controlar la temperatura del agua en su interior y activar la fuente de calor cuando sea necesario. Algunos modelos también incorporan una resistencia eléctrica como fuente de calor alternativa en caso de que la fuente externa no esté activa o sea insuficiente.

Contenido de este Articulo

Tipos de interacumuladores

Existen dos tipos principales de interacumuladores:

Interacumuladores de doble pared

Estos interacumuladores cuentan con dos depósitos, uno dentro del otro. El agua caliente generada por la fuente externa circula en el espacio hueco entre los dos depósitos, calentando el agua que se encuentra en el depósito interior.

Interacumuladores de serpentín

En este caso, el interacumulador cuenta con una tubería en forma de espiral (serpentín) en la parte baja de su interior. La forma de la tubería interna maximiza el recorrido del agua caliente y asegura un mayor tiempo de contacto para calentar el agua que se encuentra dentro del depósito.

¿Cómo escoger el interacumulador adecuado?

A la hora de escoger un interacumulador, tener en cuenta dos variables:

Capacidad

La capacidad del interacumulador debe ser mayor al requerimiento máximo de agua caliente en la hora pico de uso. Esta cantidad puede variar dependiendo del tipo de edificación y su uso. Por ejemplo, en una vivienda unifamiliar se estima un consumo de aproximadamente 50 litros de agua caliente por habitante, mientras que en un hotel el consumo puede llegar a ser de 150 litros por habitación. Es recomendable consultar las normas y regulaciones locales para calcular la capacidad adecuada.

Presupuesto

Una vez se conoce el requerimiento de agua caliente, se debe seleccionar un interacumulador que cumpla con dicho requerimiento. En el mercado existen diversas opciones con capacidades similares, por lo que la elección dependerá principalmente del presupuesto disponible. El precio puede variar según el revestimiento interior del interacumulador, que puede ser de cobre, vitrificado o acero inoxidable. Aunque el acero inoxidable es un poco más caro, no necesariamente es mejor que los otros materiales.

circuito de calefacción con interacumulador y placa solar - Cuál es la función de un interacumulador

Los interacumuladores son una excelente opción para abastecer de agua caliente a una edificación. Para seleccionar el modelo adecuado, es importante calcular el requerimiento total de agua caliente en la hora pico de uso y ajustarse al presupuesto disponible.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información