Energía solar en las bahamas: estudios de caso

En los últimos años, las energías renovables han ganado cada vez más importancia en todo el entorno. Los países están buscando formas de reducir su dependencia de los combustibles fósiles y adoptar fuentes de energía más limpias y sostenibles. Las Bahamas no son una excepción. El gobierno de las Bahamas ha establecido un objetivo ambicioso de lograr una dependencia mínima del 30% de energía renovable para el año 2030. Para alcanzar este objetivo, se están llevando a cabo estudios de casos de energía solar en las Bahamas.

Contenido de este Articulo

Objetivo de energía renovable en las Bahamas

El gobierno de las Bahamas ha firmado un acuerdo de contrato con el Caribbean Centre for Renewable Energy and Energy Efficiency (CCREEE) para reafirmar su objetivo de una dependencia mínima de energía renovable del 30% para el año 2030. Esto forma parte del Plan de Recursos Integrados y Resiliencia (IRRP), financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, que busca promover la variación en el uso de energía durante los próximos cinco años.

El plan no solo se centra en la isla de Nueva Providencia, sino que busca la integración de energías renovables en todo el país de la manera más eficiente y efectiva posible. Se espera que este plan tenga un impacto positivo en las Bahamas, al igual que ha sucedido en otros países miembros de CCREEE como Barbados, Jamaica, Trinidad y Antigua.

El director ejecutivo de CCREEE, Gary Jackson, ha señalado que este plan es esencial para el avance a largo plazo y la recuperación frente a desastres naturales. Aunque no se puede evitar por completo el impacto de estos desastres, la implementación de energías renovables permitirá una recuperación más rápida y eficiente.

Transición energética en las Bahamas

Las Bahamas están desarrollando un Plan Integrado de Recursos y Resiliencia (IRRP) con la ayuda de CCREEE. Este plan tiene como objetivo mejorar la política energética nacional del país y aprovechar al máximo las fuentes de energía renovable en toda la isla. El IRRP forma parte del Marco de Política Energética Nacional de las Bahamas 2013-2033, que busca crear una industria energética moderna, diversificada y eficiente.

Según este marco de política, las Bahamas tienen como objetivo generar el 30% de su energía a partir de fuentes renovables, como la energía solar, eólica y oceánica. Con la ayuda de CCREEE, las Bahamas trabajarán para satisfacer sus necesidades energéticas futuras.

CCREEE se encargará de recopilar datos para desarrollar el IRRP, identificar las responsabilidades del gobierno bahameño, establecer plazos de actividad y recomendar políticas y criterios de desarrollo y estándares de proceso. El Banco Interamericano de Desarrollo está financiando este plan, que guiará la transición energética de las Bahamas durante los próximos cinco años.

Generación de electricidad en las Bahamas

La Corporación de Electricidad de las Bahamas (BEC, por sus siglas en inglés) es una corporación gubernamental encargada de suministrar electricidad a todas las islas de las Bahamas, excepto la Gran Bahama. La corporación opera plantas de energía en 25 ubicaciones en las islas, con 95,000 clientes y una capacidad máxima de 438 MW. La mayoría de las estaciones utilizan motores diésel, aunque también hay una planta de gas-turbina instalada en la Estación de Energía Blue Hills.

La BEC fue fundada en 1956 con el objetivo de proporcionar agua a todos los hogares de la costa oeste de la isla. A lo largo de los años, ha evolucionado para incluir la generación de electricidad y ha estado trabajando en la implementación de fuentes de energía renovable en todo el país.

Las Bahamas están comprometidas con la transición hacia fuentes de energía más limpias y sostenibles. Con un objetivo de lograr una dependencia mínima del 30% de energía renovable para el año 2030, se están llevando a cabo estudios de casos de energía solar para desarrollar un Plan Integrado de Recursos y Resiliencia. Esto permitirá a las Bahamas aprovechar al máximo las fuentes de energía renovable, como la energía solar, eólica y oceánica, y reducir su dependencia de los combustibles fósiles.

La implementación de energías renovables no solo ayudará al país a alcanzar sus metas de sostenibilidad, sino que también fortalecerá su resiliencia ante desastres naturales y contribuirá a una economía más fuerte y sostenible a largo plazo.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Más información